WELTEC BIOPOWER construye una planta de biogás de 7 megavatios cerca de Seúl

Corea del Sur apuesta por la recuperación de calor a partir de desechos alimenticios

En otoño de 2020, WELTEC BIOPOWER empezará la construcción de una planta de biogás en Corea del Sur. En la planta que se crea en la provincia de Gyeonggi-do, 60 kilómetros al norte de Seúl, el biogás se convierte en calor en una caldera de gas integrada. La planta de 7 megavatios entrará en funcionamiento a partir de la primavera de 2021 y fermentará anualmente hasta 93.000 toneladas de restos de alimentos procedentes, también, de hogares de la región.

Desde que tomó posesión en su cargo de presidente, Moon Jae-in potencia el estado consecuentemente para que sea autárquico en el sector de la corriente eléctrica y la energía calorífica y aumentar claramente la cuota de energías renovables. Recientemente fue anunciado un Green New Deal para ser CO2 neutro hasta 2050. Con ello, Corea del Sur es el primer país de Asia Oriental que ha determinado un plazo de tiempo concreto en la lucha contra el cambio climático. Los primeros esfuerzos en este sentido ya se realizaron en 2017 con el "Plan de implementación de energías renovables 2030" en el que el biogás recibió un papel clave. Si bien, el mercado de biogás no ha podido establecerse hasta ahora en la forma deseada. La causa se encuentra en las tecnologías poco perfeccionadas de algunos proveedores, de forma que el proceso de fermentación de biomasa a biogás no es eficiente en muchas ocasiones. Esto ha de cambiar ahora.

Precisamente a la vista de estas experiencias era consecuente que el proyecto de Gyeonggi-do fuera asignado a WELTEC BIOPOWER. El especialista en biogás alemán es conocido en todo el mundo por sus plantas de tecnología estudiada a fondo y ha sido galardonado en diversas ocasiones con premios internacionales por sus plantas de tratamiento de residuos. A esto hay que añadir que WELTEC en 2012 y en 2016 ya planificó y construyó dos plantas de biogás en Corea del Sur, las cuales están basadas en la fermentación de sustancias residuales orgánicas. Además, ambas plantas están exactamente adaptadas a las condiciones marco y consiguen una alta disponibilidad y buena rentabilidad.

Especialmente en la planta moderna de Gyeonggi-do es decisiva esa experiencia de WELTEC en el sector de sustancias residuales. Los dos biorreactores serán llenados diariamente con más de 250 toneladas de desechos alimenticios. "Para ello hemos adaptado los dos grandes fermentadores de 6.200 y 2.700 metros cúbicos de la nueva generación de acero dúplex de alta calidad especialmente a las condiciones locales", dice el jefe de ventas responsable Vladimir Bogatov. Por ejemplo con un formato absolutamente especial: "dado que en la finca de escasas dimensiones se dispone de poco espacio, se han diseñado depósitos extra altos, de 8,80 metros, y muy estrechos", explica Bogatov.

El resto de componentes también se han concebido individualmente: Así, las materias primas ya llegan tratadas y entran en la planta como mezcla fluida terminada. "Equiparemos los depósitos previos para su pretratamiento eficiente con una técnica especial de agitación y bombeo", revela Bogatov. El biogás CO2 neutro se convierte en calor en calentadores de gas con una potencia térmica de siete megavatios. Vladimir Bogatov sigue revelando: "Nuestro control de desarrollo propio LoMOS basado en PLC se encargará de que los sustratos se bombeen automáticamente del depósito previo a los fermentadores, para que con ello, finalmente, quede asegurado el abastecimiento continuo de calor". El circuito sostenible se cierra con el tratamiento de los restos de fermentación en una etapa de depuración. Seguidamente, con el sólido restante se elabora compost.

El proyecto se caracteriza por la transformación eficiente del biogás de uso universal en calor. En Corea del Sur, la utilización de calor verde y sostenible está apoyada por la ley. De esta forma, la fuente energética respetuosa con el clima procedente de plantas de biogás técnicamente perfeccionadas ya podría desarrollar muy pronto su potencial.

Atrás hacia arriba