WELTEC BIOPOWER ayuda a escribir la historia de éxito como pionera del biogás

20 años EEG: un modelo alemán para el cambio energético coronado por el éxito

Con la introducción de la ley sobre energías renovables (EEG por sus siglas en alemán), el 1 de abril de 2000, en Alemania se puso la primera piedra para el desarrollo de las energías renovables. Con ella se arraigaron dos objetivos elementales: por un lado, la priorización de la energía procedente de fuentes renovables respecto a la energía convencional; por el otro, la seguridad en las inversiones para los actores del mercado, pues el legislador fijó tarifas de indemnización para la oferta de energías renovables.

La evolución de los últimos 20 años habla por sí misma, pues la EEG es un modelo de éxito: desde su entrada en vigor, la cuota de energías renovables en el consumo bruto de corriente ha aumentado constantemente; del 6,2 por ciento en el año 2000 al 42,1 por ciento en 2019. Esta cuota equivale a 244.000 millones de kilovatios-hora de sol, viento, agua y biomasa. De ellos, un 11 por ciento procede de la bioenergía. En la generación de calor, la cuota de energías renovables es del 39 por ciento, del que el 34 por ciento se basa en bioenergía.

"Es decir, las energías renovables son la fuente de corriente número uno en nuestro país y la EEG, como instrumento eficaz, se ha convertido en el ejemplo mundial para una ampliación sistemática, aceptada por la sociedad", subraya Jens Albartus, gerente del fabricante de plantas de biogás WELTEC BIOPOWER. "Además, con la ley y sus adaptaciones a las nuevas condiciones del mercado, se han creado constantemente nuevas tecnologías, que actualmente son un componente imprescindible en muchas plantas energéticas rentables", informa Albartus.

Precisamente las innovaciones son el motor de la ampliación mundial de las energías renovables en las que empresas alemanas tienen una gran participación. También WELTEC que, desde su fundación en el año 2001, ha pasado de ser pionera del sector del biogás a convertirse en uno de los actores importantes del cambio del modelo energético. Con sus tecnologías sostenibles y valores fundamentales, el especialista en biogás tiene éxito global y hace su aportación a la protección del medio ambiente. Una prueba del éxito es, por ejemplo, la cuota de exportación que se encuentra por encima de la media del sector: a lo largo de los años se han planificado y construido más de 300 plantas en 25 países en 5 continentes. Además, WELTEC misma ha invertido más de 100 millones de euros en plantas de biogás propias que se operan en toda Alemania.

"Para continuar la historia de éxito y continuar asegurando los puestos de trabajo en este sector, en la actualidad tenemos que dedicarnos con mayor intensidad a las plantas existentes en Alemania y encontrar urgentemente soluciones de continuidad inteligentes; especialmente para aquellas para las que se termina en los próximos años la subvención de la EEG de hace 20 años", resalta Jens Albartus. Para ello hay que comprometerse, pues el biogás se produce con independencia del viento y el sol y es, por lo tanto, un pilar importante en la combinación de energías renovables. "Además, el biometano –el biogás mejorado– es un combustible importante en el cambio de los modelos de tráfico y transporte, de CO2 neutro y sostenible", hace balance Jens Albartus y añade: "Solo en un mercado alemán fuerte podemos hacer investigación para conseguir innovaciones de las que también se beneficie el desarrollo de proyectos extranjeros".

Atrás hacia arriba